Non so chi mi tenga 7a+

Non so chi mi tenga 7a+
Valle dell´Orco-Italia

miércoles, 1 de julio de 2009

"Basurillas" en Peniagua, Morón (Sevilla).

Desde hace un tiempo en diferentes escuelas de escalada del Sur de la península suceden fenómenos paranormales:

- Aparecen vómitos a pie de vía.
- Escupitajos en alargaderas.
- Alargaderas que aparecen en chapas diferentes.
- Surcos en vias de haberse arrastrado de manera infame.
- Sombras de gorditos a lo lejos que parecen que encadenan pero no es más que una falsa ilusión óptica.
- Entes pálidos a pie de vía mirando hacia la nada.
- Etc...

Las autoridades insisten en que son seres de otro planeta, van armados y a la minima de cambio no dudan en vomitar a pie de vía.
Son verdaderamente peligrosos así que es mejor no encontrarselos.

Un aficionado nos mando al blog una fotos cogidas a escondidas cerca de Morón cuando salía a cojer taganinas por la finca de PeniAgua...


Basurilla nº1: "El Piltrafa de Tarifa", los rumores cuentan que detrás de ese rostro angelical se esconde un autentico monstruo sin escrúpulos, a la mínima de cambio te pega un peñazcazo que ni lo ves venir.


Basurilla nº 2. "Er de la Yet Set Marbellí", a pesar de llevar unos atuendos coloridos y a modo de Jypy penco, tenga cuidado porque es un milindri-quejica de la ostia y no le puede faltar ninguna comodidad, de lo contrario, escupe a las alargaderas e incluso puede arrojarlas a la hogera.


Basurilla nº3: "El Gordito de Tomares", su presencia no le deja indiferente, en un primer contacto puede agradarte, pero a la mínima no se piensa el vomitarte encima después de un potaje de berzas a las tres de la tarde.


Nota:


Todas las imagenes que a continuación salen, no son más que simples proyecciones mentales de estos basuras que telepáticamente proyectan su imagen en cualquier tipo de roca y hasta parece que no se arrastran...




Calentando vómitos nada más llegar...



Dinámico en "El Predicador".




Diferentes tomas de "Salazar".


¡¡Atención!!, se ruega encarecidamente no relacionarse con los susodichos, puede acarrear:


- Problemas estomacales.

- Depresión aguda.

- Temblores sin control.

- Sudores para toda la vida en las puntas de los dedos.

- Frustración total ante cualquier proyecto.

- Vertigo, nauseas y dolencias diversas.


"Si se los encuentra no dude en acudir al médico o especialista más cercano".