Non so chi mi tenga 7a+

Non so chi mi tenga 7a+
Valle dell´Orco-Italia

martes, 24 de febrero de 2009

El cuento de la vía "Amalgama" A2+-6a+expo o 7b?, 154m. Alcandoras, Jaén.

Las Alcandoras, crónica de una apertura, "Amalgama"(Abril del 2006):



Escrito por Alex Corpas.
La línea fichada es una ruta diagonal a derechas,
que discurre por un sistema de diedros fisurados y
placas. O al menos, así se hacía ver desde abajo.
La estrategia, diseñada en grupo pero sobre todo planteada
por el Cubata, consistía en un ataque desde abajo y por
cuatro personas.

La intención era abrir un largo o dos y fijar cuerdas para jumarear al día siguiente.
En principio, una cordada se dedicara a jumarear y seguir abriendo el tercer largo
y la otra petatear para montar el vivac en la reunión del tercer largo.

El tiempo, fue el causante del desbarajuste inminente de
toda esta estrategia y, si bien estábamos motivados, con el
transcurso de los días y persistiendo el mal tiempo, nuestro
estado anímico fue decayendo. No obstante, siempre decidíamos
a pie de pared. Aunque se levantara, nevando como nos
ocurrió uno de los días.
Me tocó abrir el primer largo, un 6b en libre.

Este día sólo pudimos abrir los 36 metros del
primer largo hasta un gendarme debajo de una sabina.
En el segundo día de apertura, Pedro abre la mayor parte
del segundo largo, en artificial y decide meter tres spits, pues
las posibilidades de aseguramiento son nulas, y la intención es
hacer todos los largos que se puedan en libre.
Al día siguiente volvemos a terminar de abrir el segundo
largo, ese mismo día, el Cubata empieza a abrir el tercer
largo una placa de verticalidad majestuosa, con posibilidades
de autoprotección suficientes, Marcos continúa abriendo el
tercer largo, quedando en este día abierto casi un tercio de la
línea visualizada. En este mismo día, libero con Pedro el se-
gundo largo, con una graduación de 6b+/c, con ambiente y
aéreo. Bajamos de la pared con el ocaso
y recogemos todo el material, pues ha terminado la semana y
hay que volver a casa.
A la semana siguiente quedo con Rubén, que no quería perderse
la apertura, él no conoce los largos abiertos y además tiene que
confirmar los grados de los dos primeros largos. Confirma graduaciones y
da mención de calidad a los largos abiertos. En este día, Rubén termina
la mayor parte del tercer largo y tenemos que abandonar rápido, de nuevo
por las contingencias del tiempo.
Al día siguiente, el final del tercer largo nos demora más de lo previsto, al tener que
progresar con ganchos, de manera que montamos reunión con
clavos y bicoins, pues tenemos problemas con el spitador y
decidimos empezar el cuarto largo, lo que aparentaba una fisura ancha
desde el suelo, es totalmente ciega, cara a cara.
Escalo en libre, un tramo fácil pero vertical y muy difícil de
proteger y tras comprobar que hay que continuar el largo en
artificial y con expansivos, busco un emplazamiento para un
clavo y le digo a Rubén que me descuelgue hacia la R3.
En dos rápeles estamos en el suelo...
Final de la Apertura de la vía "Amalgama" (febrero 2009).
Escrito por Rubén de Francisco.



La semana pasada, el Habitante y yo terminamos la Amalgama, llamada así por ser el proyecto de 6 escaladores, cada uno con su contribución y estilo diferente. Marcos, Kubata, Alex, Pedro, Alberto y el que suscribe. Los fisureros de la R3 llevaban dos años esperando allí, colgando al viento con sus dos dinemas y atestiguando la falta de dedicación de sus aperturistas.

"El día que empezamos el L4, cuya primera parte había abierto ya el Alex antes de bajarnos, flipe con la exposición de ese tramo de 6a, dando gracias a todos los santos de que aquel día no se cayera. Continuo por el diedro ciego que el pretendía abrir en libre, y tras observar la evidencia de que aquello era un desplome liso (no entiendo lo que nos hacia verlo de otra manera), pongo los estribos en dirección a la placa de la derecha. Un micro, dos clavos, un péndulo y me coloco bajo la línea que, de seguro, me exigirá burilar. La cuestión es cuanto.

Tras un clavo bueno empieza el baile. Dos plomos, varios ganchos relativamente buenos, y una vez en la placa coloco un parabolt. No solo por la imposibilidad de seguir gancheando, sino también porque toda la vía ha sido abierta bajo la perspectiva de la escalada libre. Continúo y dos pasos después un alien rompe una laja, volando 3 o 4 metros sobre el parabolt anterior (que oportuno). Tras la rotura no encuentro emplazamientos, de modo que salgo de los estribos. Me llama la atención lo que me costaba esto antiguamente, y que ahora, a pesar de estar mucho menos fuerte, sea capaz de cambiar de estilo de forma tan fácil. La edad tiene ventajas. Paso yu-yu, aguanta la presa, cuélgate de otro gancho a la vez que cruje, y, si, estas colgado.

Nos vamos a poner serios. No pienso burilar hasta por lo menos dos metros mas arriba (colocar un parabolt a mano dura y cuesta bastante). Dos plomos y tres ganchos después, uno de ellos de una laja in extremis, coloco un parabolt de 8mm. No por purismo estupido, sino porque de 10 no me quedan. Hace siglos que no hacia artificial de verdad, y estoy flipando. Es duro, duro con cojones. El Habi lleva horas retorciéndose en la repisita de la reunión. Hecho polvo, cuelgo todo a la estática y decido salir en libre con un vuelo largo. Me llevo el gancho carnicero. Menos mal, porque todavía en el desplome tendré que colgarme un par de veces, pues se me abren las manos en cualquier presa.

El último largo tiene dos diedros fisurados de A1 que serán sobre 7b el primero y sobre 6c el ultimo, con una placa en medio sobre el 6a. En la placa coloco otro seguro, pues es muy expuesta. Salimos de noche.

La vía queda esperando el pegue definitivo, a ser posible en libre, pero ya advierto de que hay que ir fuerte, pues la dificultad queda bastante obligada, con resaltes de séptimo grado con caídas largas. Se pueden simultanear estilos, pero en este caso hay que prever un horario mas largo. Los largos crecen en dificultad con la altura, y la línea sigue un sistema de diedros desde el suelo a la cumbre que a pesar de no ser muy evidente desde el suelo, se va mostrando durante la escalada. Muy bonita.

Dejo el petate en la cumbre, y el cabroncete del autor de este blog me deja tirado, de modo que dos días después me queda un buen pateo, acordándome de toda su family".
Soto:"Es un cuento largo pero con buen final, así que lo único que queda para completar este fabuloso cuento es ir y pegarle un pegue a muerte haber si la encadenamos del tirón y en libre...y colorín colorado este cuento se ha acabado".

No hay comentarios: