Non so chi mi tenga 7a+

Non so chi mi tenga 7a+
Valle dell´Orco-Italia

domingo, 14 de septiembre de 2008

"VÍA DE LOS INGLESES" VII-A2, 650m. Cara Este del Piz Badile.

Por Alex Corpas, Agosto 2008.

Desde el primer momento, la opción del Badile fue un objetivo claro para nosotros. No obstante, su clásica línea a la cara Norte, la vía de Cassin, no nos pareció interesante. Su ya reconocido valor histórico atrae a demasiadas cordadas que se amontonan en su itinerario y que comprometen la seguridad de la escalada.
Andrea, un guía local de la localidad de San Martino, nos propone de improviso una opción mas tentadora, una vía que recorre un sistema de fisuras que se alza en la cara mas vertiginosa de la imponente pared este del Badile, diedros y fisuras que asciende por una línea lógica hasta el espolón somital.

La "Ruta de los Ingleses" ( VII-A2 650m) vía de gran compromiso y autentico estilo alpino.
Casi una semana es la que hemos invertido en escalar esta ruta en la que la aproximación, el tiempo y el estilo, componentes de la estrategia, condicionaron desde el primer momento el planteamiento y desarrollo de la actividad y constituyeron un interrogante claro, obligándonos en varias ocasiones a practicar el arte de la improvisación.
El estilo libre, dependiente de las condiciones alpinas y fuera de nuestro control fue desde inicio secundario. Pero nuestra mayor incertidumbre era el collado, el maldito collado, punta de mira de un cono de deyección que escupe bloques que expande hacia el vacío empujados por las primeras luces del amanecer alpino. Su descenso confuso por sinuoso y el acceso hasta el diedro de entrada es nuestra mayor duda, la que nos corroe de verdad, pues una vez bajo el collado, nuestra única salida es la propia ruta, sin posible descenso. Con solo unos crampones la salida del glaciar en caso de ventisca queda descartada. Además, las escasas repeticiones con las que cuenta esta ruta, protagonista de aquella gran gesta checa del 83, dos mujeres realizan la primera invernal, no nos ha permitido recopilar información fiable y la meteo nos despista. Fiorelli, el guarda del refugio, nos advierte que un marrón en la este es peligroso y recomienda que aseguremos la meteo.El primer día, cuando llegamos al refugio decidimos descansar y hacer un porteo al día siguiente para conocer el acceso al collado y controlar su descenso. Hicimos un ataque en la madrugada del segundo día que quedó frustrado por una tormenta que se adelantó respecto a la previsión del parte. Descendemos del collado hacia el refugio Gianetti y decidimos bajar a Val di Mello para descansar y reponer fuerzas. En la tarde del cuarto día regresamos al Gianetti para atacar en esa misma madrugada. Estamos recuperados y con el material en el collado. Todo dispuesto, excepto por la intromisión de unos escaladores suizos en nuestros planes que quieren escalar la misma ruta. Tras unos momentos de tensión y miradas escrutadoras concluimos que lo mas seguro para todos es acceder juntos por el collado, rápido y temprano. Hacia las 4:30 de la mañana estamos en lo más alto del peligroso paso y nos adentramos, al fin, en la boca del lobo; cuerdas fijas, descuelgues que no existen, destrepes por bloques sueltos. Los suizos se retiran a dos rápeles improvisados del pie de vía, la opción es peligrosa pero deciden retroceder sin más. A las 8:30, dos horas después de lo previsto sobre el horario estamos en la reunión del primer largo.
Pensamos que lo peor ha pasado, que estamos en nuestro terreno, que podemos relajarnos, pero la línea esta mojada, hay nieve y hielo y en la mayoría de los largos iniciales, bloques sueltos.
Tras ocho largos la pared coge verticalidad y aumenta la dificultad, comenzamos a escalar los primeros largos duros de fisura apurando hasta el 7a pero comprobamos que las condiciones no son las optimas y desistimos, las fisuras chorrean. El estilo, sin duda, paso a un segundo plano, había que salir de allí y el tiempo que de por si nunca es estable amenazaba, así que progresamos en artificial con una cantidad de material escaso preparado para el libre truncado por las condiciones. Más tarde el tiempo se estabilizó y un mar de nubes se abrió a nuestras espaldas. A las 19:30 llegamos al espolón somital donde las dificultades técnicas han acabado pero el itinerario a cumbre confuso, con nieve y verglás y la roca cada vez mas suelta ralentizan el ascenso. Tras tres largos más, apurando cuerda llegamos ya con las frontales en los cascos a la arista donde finaliza la vía, desde donde damos unos largos mas de ensamble en busca del refugio-vivac que se encuentra bajo la cumbre. Solo quedan dos lechos libres en el vivac, son los nuestros y parecen estar esperándonos, los mas incómodos, claro. Nos obligan a realizar ejercicios de contorsionismo para descubrir la sensación de dormir en una especie de ataúd. Volvemos a estar seguros y descansamos. A la mañana bajamos del Badile con unos italianos que conocen el descenso. La actividad a terminado y la birra y el vino no se hacen esperar.”

MANIFIESTO Y FUNDAMENTOS DE LA CHAPA NEGRA.

La chapa negra representa a un colectivo de escaladores que comparte una visión de la escalada limpia que prima la pureza del estilo, reivindicando un corpus determinado de valores y actitudes.


Se fundamenta en los siguientes epígrafes:


  1. la Chapa Negra nace con la intención de defender el valor del esfuerzo humano para imponerse a las dificultades de la montaña minimizando el uso de recursos artificiales para ello.

  2. la Chapa Negra no rechaza ni discrimina ninguna modalidad de escalada.

  3. la Chapa Negra aboga por la primacía de los estilos libre y limpio como ideal a conseguir. Llamamos “estilo limpio” al que implica la progresión y/o aseguramiento del escalador gracias a las posibilidades naturales que ofrece la roca, en la medida de lo posible.

  4. la Chapa Negra aboga por el desequipamiento de las vías de escalada que se abrieron en un estilo más limpio que el de su posterior reequipamiento.

  5. en terreno de aventura (zonas de escalada clásica), la Chapa Negra aboga por la eliminación de aquellos seguros que por innecesarios no reduzcan el nivel de exposición respecto a las posibilidades naturales que ofrezca la roca, siempre mediante consenso con la comunidad de escaladores.

  6. en el caso de las escuelas de escalada, la Chapa Negra boga por una labor informativa que propicie y defienda la práctica del estilo limpio sobre las vías existentes. Para ello propone marcar de negro la primera chapa de cada vía realizable en este estilo. Esta acción se realizará igualmente sobre las vías de aventura en las que no se alcance un consenso acerca de la eliminación de seguros. Esto solo se hará cuando la totalidad de seguros de la vía sea eliminable bajo los criterios antes expuestos.


La chapa Negra está abierta a cualquier tipo de crítica constructiva.

Más información en: chapanegra.blogspot.com

jueves, 4 de septiembre de 2008

Memória de "Océanos de Roca" 2008, Fase 1-Alpes.

Escrito por Rubén de Francisco.

E
l proyecto “Océanos de Roca” surge como idea de un equipo de escaladores (Pedro Soto, Alex Corpas y Rubén de Francisco) para intentar escalar vías de dificultad en algunas grandes paredes. Estas vías no tienen por qué ser representativas ni geográfica ni políticamente; tan solo tienen que serlo como objetivos del propio equipo, desde su particular punto de vista. La intención de este proyecto es la de continuar con la línea de actividad que ya venimos desarrollando en Andalucía, que se caracteriza por una búsqueda del estilo libre y limpio como objetivo. Contamos con el apoyo de las tiendas de material de montaña “Deportes Sherpa” y Solo Aventura”, ambas de Granada, y con el reconocimiento del Área de Expediciones de la FAM como actividad oficial, sin patrocinio en esta primera fase.

De momento nos hemos propuesto dos fases, de las cuales ha concluido la primera, en diferentes paredes de los Alpes. El objetivo a buscar era en realidad el logro de determinados niveles de dificultad, a saber:

• Realizar escaladas por encima del 7b en grandes paredes con entorno de montaña, en estilo libre y preferentemente limpio.

• Realizar escaladas de un mayor compromiso alpino y de mayor duración, en estilo ligero y rápido.

Para ello escogimos tres zonas a visitar: el Val di Mello (Val Masino-Italia), el pico Badile (frontera italo-suiza) y las tres cimas de Lavaredo (Cortina de Ampezzo, Italia). Aunque en principio teníamos intención de realizar algunas vías concretas, habíamos dejado la actividad bastante abierta para poder escoger nuestros objetivos en función de las circunstancias.

El día 15 de julio partimos hacia el Val di Mello. Escalamos un poco de adherencia y fisuras en el valle y pronto nos aproximamos a la pared del Qualido y escogemos una ruta, la “Magic Line”. La vía es fácil en general, pero con un largo muy duro de fisura a mitad de pared (largo 10), tirada con algunos seguros fijos pero en general (todo el tramo duro) de autoprotección. La intentamos a mediodía con intención de llegar a probar este largo para encadenarla en un segundo intento. Formamos dos cordadas, pues Marcos (un amigo de Madrid) viene con nosotros. Alex y yo llegamos al largo difícil pero caemos a vista. Pedro y Marcos se bajan tras una caída peligrosa en la que se desprende un agarre y Marcos cae varios metros por debajo de la reunión, que en ese momento era solo un spit de aluminio. Golpea en la cabeza a Pedro, que ha perdido momentáneamente la consciencia, aunque se recupera rápido.

Al segundo intento y en cordada de tres logramos encadenar la ruta. Aparte de la dificultad del largo debemos escalar rápido, pues queremos encadenar el largo duro los tres y la vía tiene 700m., en general sobre el 6b. Alex lo encadena instalando protecciones, yo de primero pero con ellas puestas, y Pedro de segundo pero a vista. En total empleamos unas 8 horas de escalada, que son 16 en total de actividad desde el pueblo, con unos 1600m. de desnivel.

Tras algo de indecisión, pues el Qualido no es el tipo de escalada que buscábamos, decidimos intentar la vía “Lavorare con Lentezza”, toda de fisura, unos 250m. de diedros perfectos en diagonal sobre el valle, toda de escalada limpia sobre el 6b/6b+, con un par de largos más duros, de 6c+ y 7b respectivamente. La aproximación supone una dificultad, pues requiere buscar una línea de cuerdas fijas en el bosque. La vía comienza ya muchos metros sobre el valle, lo cual unido a su trazado propicia un ambiente difícil de describir. Logramos encadenarla a vista instalando todas las protecciones sobre la marcha, hecho que nos motiva muchísimo.

Después de esto partimos hacia Lavaredo con la intención de escalar las tres cimas. Aquí yo me retiro de la actividad y vuelvo a España, pero Pedro y Alex, tras bajarse de la “Hasse-Brandler” en la Cima Grande por estar totalmente mojada, intentan la vía “Perlen Vor Die Säue” en la Cima Piccola, y encadenan hasta el largo difícil a vista antes de bajarse a causa del mal tiempo. También nos habíamos bajado antes del Espolón Giallo, una clásica de Comicci, por problemas con nuestro croquis, pues en esta roca es bastante difícil orientarse. Dado que la norte de la Grande permanece mojada y nosotros queremos escalar en libre, Pedro y Alex encadenan finalmente la vía de la Piccola completamente a vista el 4 de agosto, tras mucha lluvia y muchos madrugones. Después de esto y dado lo caro que resulta Lavaredo, deciden partir hacia el pico Badile.

En el Badile cambian el objetivo inicial (vía Cassin) por la vía de los Ingleses. Esta actividad les cuesta una semana de esfuerzo entre aproximaciones, espera y descansos, bajando por la parte italiana hasta el Val di Mello un par de días. Cuando retornan realizan una actividad muy difícil para no conocer la montaña: acceden por un peligroso collado a una larga canal y acometen la vía, 600m. de roca con muy poco material (pensado para el libre). La encuentran mojada y con algunas de sus fisuras heladas. Escalan largos hasta el 7a en libre, pero pronto deciden simultanear estilos para acelerar. Con una mochila más pesada de la cuenta salen de noche tras más unas 30 horas de actividad desde el Val di Mello y habiendo descansado solo unas horas antes del ataque. Actualmente esperamos confirmación de que las cuatro vías descritas sean primeras nacionales, bien absolutas o en el estilo en el que las hemos escalado. El proyecto continuará el verano que viene con el intento de tres vías de dificultad (siempre en roca y preferentemente en libre) en Perú, de las cuales una o dos serán repeticiones en el cerro Parón (Esfinge), y otra podría ser (en función del tiempo que nos dure lo anterior) una apertura sin determinar.

RESUMEN DE LA ACTIVIDAD REALIZADA

ZONA

VÍA

DIFICULTAD

ESTILO LOGRADO

DETALLES

VAL DI MELLO

Magic Line

700m/7c

Libre (2ºintento)
Semiequipado,
Instalando protecciones.

8-9h.

VAL DI MELLO

Lavorare con Lentezza

250m./7b

Libre a vista.
Limpio instalando protecciones.

Mantenida por encima del 6b limpio.

LAVAREDO
(Cima Píccola)

Albert-Glowacz
(Perlen Vor Die Säue)

340m./grado 9 (7b+)

Libre a vista.
Equipada.

Horario rápido (5h.más 2h.descenso)
Mayoría de los largos por encima del 7a(*)

PICO BADILE

Vía de los Ingleses

600M/VI/A2
3.305 m.

Estilo mixto libre/artificial.

Mojada y con hielo.
Hecho en libre hasta 7a

*datos modificados de la memoria del equipo.