Non so chi mi tenga 7a+

Non so chi mi tenga 7a+
Valle dell´Orco-Italia

sábado, 28 de junio de 2008

YOSEMITE 98 "Todo una aventura vertical".

Corría el año 1998, cuando no sé porque se nos ocurrío ir a Yosemite a Rubén y al que escribe, la verdad que personalmente no tenía ní puta idea de artificial, Rubén tampoco había realizado mucho más que yo, sí alguna vía en el naranjo pero poco más.
Antes de irnos habíamos realizado unas 5 vías de artificial: Los tres techos Ae, en el Chorro, La Merlín A3-, La Casi me mato A3+ en Alcandoras(Jaén) y un par de aperturas: La pan de higo A3+ ( seguro que es A4 mínimo) Alcandoras y La casi-casi A4 en El Chorro.

Prácticamente haciamos deportiva y algunas cosillas de pared pero siempre en libre, eso del artifo erá harto raro.
Además la pared más grande que yo había hecho tendría a lo sumo 200m, no más, bueno lo que tenemos por el sur, no se puede hacer otra cosa. Rubén por lo menos había visto el pico Urriello,
y sabía lo que es estar a algunos cientos de metros del suelo y eso me daba alguna confianza.

Yosemite, septiembre del 1998

Al final nos plantamos un 26 de Septiembre en Yosemite, nada más entrar en el autobus empezamos a flipar con las tapias, hasta que para mi sorpresa veo esa mole de graníto: "Joderr eso es el Capitán? me cagé vivo, retortijones de estomago, nerviosismo, incertidumbre, etc..."
¿Yo qué coño hago aquí? me preguntaba una y otra vez...

Pero conforme ibán pasando los días nos encontrabamos agusto y llegó el día X, nuestro primer intento de subir una ruta de gigantescas dimensiones, organizamos material (que por cierto mucho tuvímos que comprarlo en la tienda, por que llevabamos excentricos y material desfasado) preparamos la comida, la ropa y salimos hacia el Capi, haciendo dedo y sin ninguna idea clara de dónde subirnos...
...bueno vamos a ver "La Nose" A2, todo un clásico, llegamos a pie de vía y mogollón de cordadas escalando y esperando cola para coger sitio, nos miramos y decidimos buscar otra vía. "La Zodiac" A2+, ¡¡ corre vamos a ver si hay suerte!! pero al final más de lo mismo así que con los petates, hamaca y todos los bartulos a pie del capitán y sin saber donde meternos.

Después de un buen rato y algún cigarrito de más, pensamos y decidimos que si en Jaén hemos subido por un A3+, ¡Qué pollas por aquí también", con lo que decidimos por unanimidad meternos en una vía de ese grado donde no haya nadie metido y tener nuestro desvirgo en una pedazo de pared tranquilamente, y acertada fué...
...la decisión está tomada "Tangerine Trip A3+", y vía de foto del libro de yosemite clásico, mucho desplome y vuelos limpios, ni nos lo pensamos, ¡vamos para arriba!

Tangerine trip A3+, nuestro primer big-Wall.

Esta ruta fué nuestro gran bautizo en un big-wall, nos pasó de todo, desde darnos cuenta que el gas estaba abierto y tenernos que bajar a por gas desde el L4, caersemé la única cámara de fotos (por cierto de rubén) desde el L8, recuperarar la hamaca sin cerrar y el consiguiente lio de cuerdas, vuelos sin control y veintemil moviditas más, pero a pesar de todo cumbre después de 5 días en pared y un gran sueño cumplido "subir por el Capi".
Cansados y con un hambre de mil demonios llegamos al Campo 4, dejamos todo tirado a medias por nuestra tienda y como salvajes entramos en el buffet libre pagamos el plus de carne y a sumergirnos entre deliciosos manjares hasta reventar, esa noche no pude dormir, creía que moría lentamente por indigestión...

Cómo no, la foto con el "Capi" de fondo ya podíamos retratarnos al más estilo yanki setentero barato, rememorando esa mítica foto del bridwell, long y compañia del libro de Yosemite.

La Nose A2, renúncio pero rubén la clava, otra más.

Una vez saciados nuestros deseos y más que descansados nos planteamos hacer otra ruta en el capi, entre esos pensamientos, surge la opción de la "Nose" junto a Santi, en un principio haceptamos la propuesta y nos lanzamos con algo de resaka hacia la "nose", la estrategía un par de largos por barba de primero cada uno y así toda la vía,...
..., en el L6 estoy "hasta la polla", no estoy agusto, así que decido bajar al Camp 4, que está el Tete chungo y paso con él estos días antes de marcharse.
A los 5 días regresan Santi y Rubén con la "Nose en el bolsillo, me alegro por ambos, una ascensión dura físicamente pero fascinate y una de las grandes clásicas.

Zeniatta Mondatta A5, un gran sueño.

Yo intranquilo, mientras tanto he estado dandole a la cabeza, tiene que ser una vía especial que decidamos meterle en estos últimos días, ya está!!, la "Zeniatta Mondatta" A5 antiguo y en el 82 la tenían como una de las vías más técnicas del mundo (digo yo, en el mundo de los "yankis" no?), con la firma de Jim Bridwell y compañía.

A la vez recordaba el articulo de Simón Elías y Pere Vilarasau, en esta misma vía en estilo ligero y en 33 horas, "una pasada", también iba con ellos un brasileño "Pedrito" creo que se llamaba, años después lo conocí en rodellar trepando una semana Santa y me comento que "salió destrozado por la vía, él se encargaba de jumarear y subir el pequeño petate por la pared y los otros dos a tope escalando sin parar" una buenísima actividad.

Así que si ellos subián en 33 horas, ¿porqué no ibamos a subir en unos días?, días más tarde estábamos a pie de vía, con todo el material y la clásica decisión: ¿Quién empieza el largo 1?, pues nada mejor que el ingenioso juego del palito más corto, al final me toca a mí.
El largo 1 marca A4 en el croquis, así que como habíamos escalado antes A3+, pues a provar suerte. En 2 horas y media estaba en la reunión todo flipado y pensando "pues habrá que provar el A4+, haber que pasa...", ese largo le tocaría a Rubén al siguiente día de escalada. Fijamos el largo 1 y nos fuimos al valle a descansar y darle un buen pegue más tarde.

Con fuerzas repuestas y mentalizados nos sumergimos en ese océano de graníto largo por largo, la estrategía estaba clara " disfrutar a tope y sin prisa", escalabamos máximo tres largos al día, de noche o de día, daba igual, era nuestra peléa. En esta ruta escalamos sin hacernos polvo los dedos, las maniobras correctas, todo muy fluido, habíamos aprendido bien la lección en la anterior ruta.

Poco a poco descubriamos esa línea desplomada de 700m por donde bridwell trazo todo su ingénio, enlazando sistemas diferentes de fisuras a través de travesías de ganchos y coppers.

Realizamos una escalada bastante limpia, teníamos material novedoso para nosotros y entraban los micro fisureros en prácticamente todos los antiguos emplazamientos de clavos, con lo cual nos plantamos en el largo 11, todabía sin meter un clavo, hasta que dí uno de los vuelos más grandes del viaje por clavar un pequeño knife-blade y poooommm...., vuelooooooo!!!
Menos mal que la vía desploma en todo su recorrido con lo que el vuelo es limpio, pero el miedo y el respeto están ahí...

Sólo llevábamos dos cuerdas, una estática para el petate y otra dinámica de 60 metros para la escalada y un pequeño cordino de 6mm y 15 metros de largo para soltar el petate de las reuniones. Todo ello quería decir, que no podíamos hacerle una flor a la dinámica porque sino la salida sería una aventura asegurada..., teníamos los cinco sentidos a toda máquina.

El quínto día en pared fué duro, nos cogío una pequeña tormenta, empezo a llover e incluso así podíamos escalar sin mojarnos hasta que en las últimas reuniones el agua cae en forma de cascada, todo el agua que suelta la cumbre del capi, desliza por los canales que tiene la pared, suerte que nuestra cáscada fué pequeña, ya que mirábamos la Zodiac y verdaderamente erá un Cascadón lo que caía por ella.
Así que desde las 12 del medio día hasta las 7 de la mañana del día siguientes, nos sumergimos en una especie de letargo mezclado con tiritones de tener todo calado hasta los huesos y mezclado con fideos chinos de unos cuantos céntimos de dólar. Todo un lujo a unos 550 metros del suelo.
A la tarde noche comenzo a nevar y la temperatura bajó considerablemente. Menos mal que al día siguiente todo despejado, pero el frio a la mañana se nota en los huesos.

Ese día nos quedán cinco largos a cumbre, una latita de lentejas 250 gr, un yogur y un puñado de cereales; decisión tomada yogur y cereales para los dos desayunar y lata de lentejas para cenar en cumbre.
Escalamos todo el día y por fín "cumbre", erá ya de noche y nos comimos la deliciosa cena y depués uno de los vivacs que mejor recuerdo tengo, la hamaca colgada de un pino en la cumbre del capitán y unas maravillosas vistas con la sensación de estar "reventaó" y haber cumplido un sueño más....

...felices sueños.

No hay comentarios: